El sentido de la responsabilidad

Leyendo mi segundo libro de Malcolm Gladwell (The Tipping Point), me quedé reflexionando acerca del sentido de la responsabilidad, cuando en un fragmento del libro, habla de la historia de Kitty Genovese, una joven asesinada en Nueva York en 1964.
El asesino la atacó durante media hora, mientras 38 vecinos asistían desde sus ventanas, sin llamar a la policía.
Ninguno de ellos pudo dar una razón coherente de porque no llamaron a nadie, puede ser un efecto típico de una gran ciudad.
Pero más allá de eso, el libro no trata de explicar si hicieron bien o no, sino que más adelante trata de experimentos que se hicieron al respecto, para estudiar el comportamiento de las personas, y la conclusión fue, que cuando estamos sólos o en un grupo pequeño, podemos asumir un grado mayor de responsabilidad, el cual se diluye cuando el grupo es mayor, o también, si están todos observando y nadie hace nada, es porque pensamos que alguien ya hizo algo, o simplemente el problema no existe.
Es impresionante, como siempre por algún u otro motivo, vuelvo al libro que leí en Secundaria y me quedó grabado, “Crónica de una muerte anunciada” de Gabriel García Márquez, donde todos en el pueblo sabían que iban a matar a “Santiago” y nadie hizo nada, porque todos suponían que alguien ya le había avisado, o sea, la pregunta final es por que nadie hizo nada!?
En fin, es un tema muy interesante, porque nos toca día a día, y no preciso llegar a hablar de la violencia que vemos en la calle, cuando vemos a alguien siendo robado, o engañado, o quien sabe cuantas cosas más, en las cuales no hacemos nada, no, me refiero a cosas más comunes, por ejemplo:
Sabemos que tenemos un problema en la empresa, y sabemos que mis colegas lo saben, y hasta tal vez tenemos la solución, pero creemos que quien es mejor pago para resolver estos problemas es nuestro jefe, simplemente nos quedamos tranquilos, sin tomar una actitud, total, no soy yo el que me voy a perjudicar, puede sonar hasta que hay un poco de egoísmo, tal vez por envidia u otra cosa, pero lo importante es la falta de sentido de responsabilidad.
Esto último se agrava cuando los grupos son mayores, quiero decir, que tal vez, si somos mi colega y mi jefe, sabemos que el resultado de una decisión no tomada, me puede afectar a mi también y es probable que me mueva más rápido o intente inquietar a mi jefe con esto para que lo resuelva rápido.
Simplemente una reflexión.
Otra cosa, el libro comenta que si en la calle no hubiera nadie, tal vez alguien a lo lejos escucharía ruidos y tal vez podría haber ayudado a la joven Kitty.

Fabricio De los Santos
Gerência de Projetos – Consultoria GeneXus –
ERP – Sistemas de Missão Crítica – Bancos de Dados.

Veja meus blogs em:
www.fabriciodelossantos.com

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.