El partido decisivo

Todo está pronto para dar inicio a un partido decisivo.
Las tribunas completas y no hay un lugar donde sentarse.
Hay espectadores que quedan parados detrás del arco y a los costados de la cancha corriendo el riesgo de recibir un pelotazo, pero nadie se quiere perder el partido. Hay un nerviosismo enorme dentro y fuera de la cancha, porque hay mucho en juego.
Al fin comienza el partido y con dientes apretados todo el mundo le hace la marca al rival contrario, el más hábil del equipo toma el balón y existe cierta confianza de que el sabe lo que hace, algunos se deshacen de la marca para pedir la pelota, salen jugadas perfectas como fueron entrenadas, y no se puede esperar menos que eso, el equipo entrena todos los días de lunes a viernes 2 veces por día, y cada cual sabe las virtudes y hasta donde puede llegar su compañero, casi que pueden jugar de ojos cerrados, porque saben lo que va a pasar cuando dan el pase cierto.
Pero el otro equipo también está en frente, también entrena duro en la semana, pero clásico es clásico, se juega fuerte, no se da pelota por perdida y solo sirve GANAR!
Los que miran de afuera hinchan por su equipo y gritan, pasala que es Gol, se lamentan cuando la jugada no termina en GOL y ni que hablar cuando el equipo que hincha recibe un ataque peligroso.
En una de esas jugadas que parecía no iba a terminar en nada, surge un corner, y el equipo se va todo a arriba saben que es la última jugada del partido, que no hay otra oportunidad más que esa, solo el golero se queda en la mitad de la cancha por las dudas, pero en su mente está el querer ir a cabecear. Al fin sale la pelota de la esquina, todos sin excepción miran al cielo, allí está la gran posibilidad, dos o tres saltan en busca de la gloria, ese GOL vale muchísimo, no vale ni 3 puntos, ni el campeonato, ni el trofeo de Artillero del Campeonato, ese GOL vale la GLORIA, no se puede ver nada y de pronto… GOOOOOOOOOLLLLLLLL todo el mundo se abraza y levanta al ídolo del día. Fue GOL de la Clase B contra la Clase A, todos de túnica blanca y moña azul festejando la victoria más deseada hasta el próximo recreo del día donde la revancha está jurada, y así día a día, así semana a semana, durante varios meses, durante 6 años.
Que tiempos aquellos! Que linda mi escuela! Que clásicos!
Que será de Marcelo, Martin, Heber, Diego, el Corcho, Oscar y tantos más y nombro solo a los que no re-encontré en Facebook.
Espero todos hayamos hechos nuestros GOLAZOS en esta vida y vivamos llenos de GLORIA por el deber cumplido.
A mis amigos, un Grande Abrazo! com muita saudade!

Fabricio De los Santos
Gerência de Projetos – Consultoria GeneXus – Agente K2B Tools
ERP – Sistemas de Missão Crítica – Bancos de Dados.

Veja meus blogs em:
www.fabriciodelossantos.com

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.